EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish
Aprende con Penelope

Woman Penelope 

quedarse en lo conocido por miedo a lo desconocido, equivale a mantenerse con vida, pero no vivir

             

Salud Mental y Sexo

 

La Sexualidad es una fuente de Salud, bienestar y vida, expresión de comunicación, amor y afecto. 

Es imprescindible que cada persona se conozca, se quiera y se respete para una buena Salud sexual y mental.

 

Es necesario sentirte cómoda y segura cuando vayas a mantener sexo con tu pareja o con alguien de forma casual. Si no estás convencida, lo mejor es practicar sexo en solitario. 

 

También te ayudará a liberar tensiones y  reducir estrés, te beneficiarás de explorar tu cuerpo y aprenderás más de ti. 

 

La sexualidad forma parte de la identidad de la persona, por lo que si no tienes clara tu inclinación, deberás buscar ayuda especializada para identificarte, para que esto no afecte a tu día a día y perjudique tu autoestima, ya que tus miedos serán tus compañeros en tu vida, esto afectará a tu salud mental y sexual. 

Una práctica sexual sana ayuda a que tu mente se fortalezca, los juegos son la primera opción para que esto sea así. Con los juegos desarrollamos la creatividad, por lo que contribuimos a que nuestro cerebro trabaje. 

 

Nos concentramos en lo que estamos haciendo… observamos los cambios que se producen en la polla o nuestra vagina, las sensaciones que experimentamos nos mantienen en alerta y expectantes a lo que va a ocurrir. 

 

Nuestro corazón se agita y se aceleran nuestras pulsaciones, envía sangre y oxígeno a nuestro cerebro. Se prolonga el estado de bienestar y nuestro organismo, corazón y mente se benefician.

 

Además mejora la relación con la pareja, ayuda a un mejor conocimiento de ambos

 

Cuando el acto sexual se limita a la penetracion, nuestro cerebro no piensa, se mantiene inactivo. Hay altibajos en nuestra excitación, por lo que el flujo sanguíneo no es constante. El hombre tiene un subidón y un final, esto reduce el tiempo que se dedica a la práctica sexual, además de limitar la creatividad.

 

Cuando no practicas sexo continuado, o es insatisfactorio, tu estado de ánimo se verá afectado… estarás triste, irritable, no dormirás bien…, por lo que afectará inevitablemente a nuestra salud mental.

 

Las hormonas y sustancias químicas que se liberan durante la práctica sexual como la dopamina, las endorfinas, el cortisol y la oxitocina, te ayudarán a mejorar tu estado de ánimo, reducir la ansiedad, el estrés, la depresión, tu bienestar emocional y psíquico.

 

Con los orgasmos liberamos la hormona prolactina, está te relajará y te ayudará con un sueño más profundo. 

 

No debemos olvidar que es una actividad física en la que contribuimos a la quema de calorías y nos beneficia con una mejor piel. También inducimos al nacimiento de nuevas neuronas que benefician a nuestro cerebro. 

 

Noviembre2021@womanpenelope