Aprende con Penelope

Woman Penelope 

THE PENELOPE NEWS 

tu canal en YouTube de Woman Penelope

             

Ya esta a la venta en amazon.es. 

Primera Guia manual del Morbo.

Exclusivo para mujeres

           de Woman Penelope           

Alza tus palabras, jamás la voz, porque es la lluvia la que hace crecer las flores, jamás los truenos

EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish

Aún hoy existe un cierto tabú a la hora de hablar de la masturbación. Derribamos algunas leyendas para disfrutar de tu cuerpo solo o en compañía 

 

NURIA HERNÁNDEZ CASTELLANO 

La masturbación debería ser una de las cosas más normales del mundo, pero sigue siendo un tema tabú. Incluso en las relaciones, a muchas parejas les resulta difícil hablar abiertamente de ello y huyen de mantener conversaciones sobre el tema.

 

"Incluso en una pareja feliz tenemos que aprender a conocernos y sentirnos cada día. Así que ver la masturbación como una señal de que falta algo en nuestra vida sexual como pareja no es acertado. Suele ocurrir todo lo contrario: quienes se satisfacen consciente y sexualmente llegan a conocerse mejor y pueden aumentar la calidad de su sexualidad compartida", "Además, masturbarse juntos puede crear un nuevo nivel de confianza e intimidad".

 

Cuando se trata de fomentar el bienestar sexual, el auto placer es una gran forma de potenciar este aspecto. Una cualidad interesante de la masturbación es que no hay una manera correcta o incorrecta de llevarla a cabo, sino que forma parte de una experiencia completamente personal. 

 

La masturbación es sumamente beneficiosa tanto para la salud mental como para la física y sus resultados tienen las mismas connotaciones positivas si se experimenta en pareja, en solitario, en persona o a distancia. Con el aumento de esta práctica, han surgido diversos mitos relacionados con esta manera de disfrutar del sexo que pueden confundir a una gran parte de la población. 

mitos de la masturbación

Mito 1

La masturbación es mala si tienes pareja...

 

Existe un tabú en torno a la masturbación dentro de las relaciones. Esto se debe a que la gente piensa que masturbarse no es necesario cuando se está en pareja o incluso lo asocian a algo prohibido o negativo. Muy relacionado con la afirmación anterior, encontramos el mito que afirma que masturbarse puede hacer que el clítoris o el pene pierdan sensibilidad y no permitan disfrutar tanto de los orgasmos con la pareja. Por el contrario, un estudio publicado por el Journal of Sexual Medicine en el año 2009 demostró que el uso de juguetes sexuales aumenta la sensibilidad y mejora la función sexual, ayudando a disfrutar más de los orgasmos.

 

Mito 2

Masturbarse no solo es divertido...

 

Por lo general, existe un gran número de personas que desconocen los beneficios de la masturbación para la salud y piensan que es un simple acto divertido o para la satisfacción física de cada uno. Esta práctica se percibe como un momento para sentirse bien, pero va más allá de eso, ya que aporta numerosos aspectos positivos para el cuerpo y la mente.

 

Entre ellos, se incluye el aumento de la circulación de la sangre y la tonificación de los músculos del suelo pélvico. Esto puede contribuir a mejorar la incontinencia urinaria e, incluso, la autoestima. Asimismo, los hombres que eyaculan 21 o más veces al mes a lo largo de su vida, comparado con los que lo hacen entre cuatro y siete veces, tienen un 31 por ciento menos de riesgo de padecer cáncer de próstata. 

 

Según el estudio Efectos de la excitación sexual en la producción de linfocitos y citoquinas de la National Library of Medicine, puede también ayudar a reforzar el sistema inmunitario, ya que las personas que llegan al orgasmo tienen mayores niveles de leucocitos, los glóbulos blancos que ayudan a proteger el cuerpo de las enfermedades.

 

Por último, y no por ello menos importante, los orgasmos se asocian a la longevidad, según explican los expertos de Satisfyer. Cuando se alcanza un orgasmo también se libera DHEA, una hormona natural anti envejecimiento que no sólo ayuda con la apariencia de la piel y su rejuvenecimiento, sino que también aporta beneficios a la salud cerebral y al sistema inmune. Se ha demostrado que experimentar orgasmos contribuye a vivir más tiempo, con una reducción del 50 por ciento de la mortalidad general. 

Por todas estas razones, la masturbación es, literalmente, uno de los mejores recursos para aprovechar el potencial terapéutico natural del cuerpo.

 

Mito 3

La masturbación nocturna quita el sueño ...

 

Cuando pretendes dormir, lo último que quieres es que algo te estimule, por eso existe el mito de que masturbarse antes de acostarse podría mantenerte despierto. La masturbación no tiene ese resultado, sino que mejora la calidad del sueño. Al alcanzar el orgasmo, se genera un impulso neutro químico en el cuerpo. Hablamos principalmente de la producción de la oxitocina, la hormona del amor, que proporciona esa sensación de bienestar y ayuda a inducir la relajación. Además, se combina con la serotonina, la prolactina y la norepinefrina, que se liberan para ayudar a entrar en un estado de REM más profundo durante la noche.

 

Como dato curioso, la mayoría de las personas prefieren las primeras horas de la mañana o el momento antes de acostarse para masturbarse, ya sea en el dormitorio o en el baño. Muchas de ellas eligen masturbarse bajo la ducha para dar un plus a la experiencia y hacen uso de juguetes sexuales resistentes al agua.

 

Mito 4

Si te masturbas, el sexo es peor...

 

La masturbación también debería tener cabida en una relación estable y puede incluso mejorar las relaciones sexuales con la persona amada. “puedes descubrir lo que necesitas, lo que quieres y también lo que no te gusta. ¿Cómo quieres que te toquen y dónde? ¿Cuánta presión te gusta? ¿Qué es lo que no te gusta?". 

 

Aunque los hombres se masturban de media más a menudo (unas 140 veces al año en España, mientras que las mujeres sólo lo hacen 53 veces), el 56 por ciento de ellos nunca ha utilizado un juguete sexual. 

 

Una encuesta mundial ha demostrado que más de un tercio de los participantes están convencidos de que es más aceptable que las mujeres utilicen un juguete sexual a que lo hagan los hombres. Pero  cada vez son más los productos que se diseñan pensando en el sexo masculino para su satisfacción solo o acompañado.

 

 

septiembre2022@womanpenelope.es