Aprende con Penelope

Woman Penelope 

EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish

masturbación

naciste original. no mueras como una copia

La mujer es muy abierta sexualmente, va con ella desde que nace, se toca desde siempre. No es nada raro ver a una niña de corta edad tocarse el coño en publico, absorta y relajada en el descubrimiento del placer que tiene entre sus piernas.

 

Poco a poco van a más, llegando a entender que si se tocan por debajo de la braguita el cosquilleo aumenta, nota como su vagina se moja y le incita a mover sus dedos más deprisa. Cuando llegan a este punto buscan la intimidad de su cama, baño o algún sitio escondido, donde puedan darse placer. 

 

Buscan nuevas formas de experimentar en sus cuerpos, hablando con amigas, hasta pueden hacerse pajas juntas, mirándose una a la otra se excitan de sobremanera. Con el tiempo descubren los juguetes sexuales y los introducen en sus momentos de auto-placer, aunque tengan pareja, necesitan sus momentos privados. Explorar su cuerpo y conocerse cada vez más. 

 

Gravan como se meten los dedos en la vagina y se excitan viendo cómo salen sus jugos del interior, esto les pone al máximo de excitación, gimen, se estrujan los pechos y consiguen llegar a la cumbre de una forma salvaje. Guardan la grabación para verla en otro momento.

 

La mujer necesita explorar su cuerpo, mirarse, tocarse, conocer nuevas formas de estimularse. Es un momento único de estar consigo misma, relajarse y entregarse a su propio placer. 

 

Relajar la mente, dedicarnos el tiempo necesario y entregarnos al momento. Centrarnos en lo que nos ocupa en nuestro momento de intimidad, para llegar a corrernos mejor y sentirnos plenamente satisfechas. 

Que haría la mujer si pudiera dar rienda suelta a sus instintos?…

 

En la actualidad debido a las limitaciones, la mujer tiene carencia y/o poco sexo, por lo que cuando tiene la oportunidad de follar, la mujer acepta sexo cada vez que se le pone a tiro un hombre… sin filtros, cualquiera vale. 

 

El hombre ante tanta preocupación e inestabilidad económica, está con la libido por los suelos, se ha descuidado hasta el punto de olvidarse de su higiene personal. Esto ha provocado un incremento de infecciones sexuales graves.

 

No consientas follar o chupar una polla que no esté limpia. Consentir es aceptar la sumisión, si aceptas una vez, siempre lo harás. (Como saber que está limpia?… es fácil porque huele mal, los testiculos están mojados por la humedad… esto es un claro síntoma de falta de higiene)

 

En EE.UU., Asia y Europa, la mujer se ha convertido en la Directora de los momentos sexuales, algo que el hombre agradece, ya que le encanta y le motiva ser dominado. 

 

En Marruecos y Latinoamérica, cuando la mujer no está satisfecha con el sexo que ha tenido, si es necesario, en el mismo día busca a otro que calme su sed. Lo perseguirá hasta conseguir quedar satisfecha. 

 

Sin embargo en España, la mujer se presta a follar como en el resto de países, pero no asume el papel de control, rindiéndose ante el hombre. Se deja hacer y sigue sin alcanzar el climax, lo que le produce una gran insatisfacción sexual. 

 

Por este motivo su deseo y necesidad de sexo no calma, por lo que se ha acostumbrado a satisfacerse en solitario. Consumen muchas pelis porno para ponerse cachondas. 

 

Cada vez son más las mujeres que se inclinan por la temática de mujeres, en su intimidad y así consiguen corridas bestiales. Hay que señalar que este comportamiento no condiciona a la mujer como lesbiana. Es solo un juego que a todas nos motiva. 

 

historia real 

 

… Una tarde, puse una película porno estando en el salón, dos chicas y una chico con una polla de 20 cm. También cogí el vibrador de tamaño medio (17 cm.) y lo coloqué en la mesa frente a mi, me desnudé y iba observando las imágenes, empecé a recrear cada movimiento, al mismo tiempo que miraba mi cuerpo en la tableta que puse a gravar para después analizar las alteraciones que se producen en mi cuerpo. 

 

Sentada en el sofá, con las piernas abiertas y los pies apoyados a los lados de mi cadera, la imagen de mi coño abierto totalmente y viendo cómo una de las protagonistas cogía el miembro del chico y lo movía de arriba abajo y la otra le chupaba los testiculos. Noté como empezaba a empaparme, con dos dedos me acariciaba los labios exteriores de mi coño y con la otra mano, estrujaba un pecho y después el otro, pellizcándome los pezones. 

 

Después una de ellas, tumbó al chico y metió su polla en su vagina, mientras la otra chica seguía acariciando los testiculos de este y a continuación, cambió de posición y se puso de espaldas a él y volvió a introducirse la polla en la vagina, entonces la otra estimulaba el clítoris de esta al mismo tiempo que la primera saltaba sobre la polla del chico. 

 

Sin darme cuenta, me estaba metiendo dos dedos en mi vagina, que para entonces estaba chorreando, en la pantalla de la tableta vi como salían unas gotas blancas de mi vagina. Ufff esto me puso muy cachonda y ya no sabía donde mirar. Cogí el vibrador, lo puse a máxima velocidad y lo metí por la mitad en mi vagina. La vibración y mis jugos lo empujaban hacia afuera. Lo sujete con la mano izquierda y con la derecha empecé a estimularme el clítoris. Viendo aquellas imágenes, tenía un calor tremendo, movía el vibrador hacia delante y atrás, acelere las estimulación del clítoris y al poco estallé fuertemente. 

 

Me quedé un momento pasando el vibrador por los labios y el clítoris, empapando todo el coño de mis jugos, al rato noté una relajación absoluta y fui al baño a lavarme. 

Es necesario un esfuerzo constante, buscar y descubrir nuevas cosas, nuevas formas de estimularse para excitarse. Porque también se cae en la rutina o monotonía al hacernos las pajas de la misma manera, acabamos por aburrirnos y de ahí la inapetencia sexual. 

 

Casi el 99% de las mujeres juegan solas, cada vez más, necesitan desconectar. Todas lo hacen y lo prefieren, se encuentran mejor estando solas. 

 

Sus miedos, no la permiten contarlo a su pareja, por lo que pueda  pensar…

 

 

No te niegues a disfrutar de un sexo pleno, más tarde o más temprano lo necesitarás y si no hablas con tu pareja de tus sueños más íntimos, al final lo harás pero con otro hombre.

 

 

Todos y todas nos masturbamos, no hay nada de malo en hacerlo. Todo lo contrario, la masturbacion o el sexo compartido debería practicarse entre tres y cuatro veces por semana, activa nuestro sistema nervioso, abre nuestra mente y creatividad, mejora nuestra piel y el sistema inmunológico… 

 

Ha habido un incremento significativo de un 25% al 30% en la compra de vibradores en España, según los fabricantes de juguetes eroticos, afirman que las mujeres se inclinan por los tamaños de entre 8 a 10cm. (Estos tamaños no dañan sus vaginas) debemos recordar de que la mujer tiene su mayor sensibilidad y estímulo en los primeros cuatro centímetros en la entrada de su vagina, por lo que el tamaño no va ligado al placer.

 

La mujer da rienda suelta a su creatividad cuando comparte sexo con un hombre, ansía echar un polvo que la dejé extasiada y con las piernas temblando. 

 

Sabemos que la mujer no habla, no dice nada pero si actúa y se venga como puede…

 

En estos momentos que vivimos la mujer culpa al hombre por la situación económica que atraviesan. Inconscientemente le someten, agarrándole la polla con fuerza, utilizándole a su merced, obligándole a realizar sus sueños. 

 

diferentes formas de hacerse una paja

Pajilla en la ducha

 

Los viernes me gustan, marcan el fin de semana, aunque los sábados trabajo, son más relajados. Llegué a mi apartamento y debía prepararme porque Mark venía a buscarme para ir a cenar. Así que sin entretenerme fui al dormitorio, me desnudé y pase al baño para darme una ducha. 

 

Wow, cuando me vi en el espejo, los pelitos del coño empezaban a asomar, buff no podía acudir a mi cita así, esta noche acabaría la noche con un buen polvo con Mark y me gusta sentir las yemas de sus dedos cuando rozan mi pubis. Tenía que depilarme, no había otra. 

 

Cogí la cuchilla rosa, especial para la mujer y apoye la pierna derecha él la taza del w.c. Y empecé con cuidado a quitar esos desagradables pelitos, pensaba... porque no inventaran alguna crema que te pongas y desaparezcan, porque no tengo tiempo para ir a hacerme un láser, bueno un día tendré que ir porque así no puedo seguir con estos contratiempos. 

 

Y así inmersa en mis pensamientos, miraba en el espejo y veía mi coño abierto, con el roce de la cuchilla y mis dedos abriendo los labios, me di cuenta que mi clítoris había crecido. No podía ser, se estaba despertando y no tenía tiempo.... cambie de pierna y empecé con la depilación por el otro lado, notaba un cosquilleo que me estaba avisando de que tenía que hacer algo. 

 

Termine la depilación y me toque el coño para notar la suavidad y para asegurarme de que no había quedado ningún pelo revoltoso. Que gustito, que suavidad, sin darme cuenta me estaba tocando más de la cuenta. Mis pezones se habían puesto alerta, instintivamente me los toque y me miraba en el espejo.....

 

No pude más y me dejé llevar, ummmmmm mi coño estaba mojado, goteaba ese líquido tan suave, metí un dedo y después otro, los sacaba al mismo tiempo que los pasaba por mi clítoris. Me llevé los dedos a la boca para sentir mi sabor.... no está salado, es suave y fino. Lo olí.... huele bien, huele a mi sensualidad..... estaba en otro mundo, de pronto se había parado el reloj y seguí metiendo los dedos y sacándolos.

 

Me agache de cuclillas y mi coño se abrió del todo, ahora cabían tres dedos, ummmmm que placer, que sensación, empecé a mover mi cadera y los dedos más deprisa. Uff estaba a punto, pero quería probar el grifo del agua tibia a presión sobre mi coño. 

 

Me levanté y me metí en la ducha, abrí el grifo todo lo que daba y enfoque la presión a mi coño. Wow, que pasada, me erizo todo, abrí las piernas y metí dos dedos de mi mano derecha en la vagina y con la mano izquierda me apuntaba la presión, lo centré en el clítoris y no podía controlar el placer que sentía, quería tocarme los pechos pero me faltaban manos. Me apoye en la pared de la ducha y fui resbalando poco a poco, hasta quedarme sentada abierta de piernas. 

 

Movía la presión de arriba y abajo sin parar de meter y sacar los dedos. Sin poder remediarlo me corri fuertemente, fui consciente al despertarme mis propios gemidos. Ufff, fue bestial, saqué los dedos y los tenía empapados de mis jugos. 

 

Cuando me recupere un poco me di la ducha y salí corriendo a terminar de prepararme. 

… Hablar con nuestra pareja y compartir la experiencia, le encantará, se pondrá cachondo al oír que expresamos cómo lo hemos hecho, dónde y que hemos sentido y si nos masturbamos frente a él, se pondrá como una moto y se volverá loco por ti. Revivirá el deseo entre ambos y las relaciones sexuales mejoraran. 

 

Como siempre decimos… si la mujer quiere controlar a un hombre, debe dominarlo, es algo que le encanta. 

 

 

Abre tu mente y déjate llevar por tus instintos…

 

El sexo compartido, como la masturbacion, también aburre si siempre lo hacemos de la misma forma, postura o lugar. Retrasando cada vez más el momento de practicarlo. 

 

No debemos caer en la rutina, esto perjudicará nuestra relación y nuestro carácter.

Cómo y dónde masturbarte

 

La sociedad está cambiando, carece de motivación y se olvida de la importancia del Morbo. Pero la necesidad de explotar, de correrse es real. El cuerpo lo necesita, por lo que tu cerebro te recuerda de que tienes un aparato sexual para algo. 

 

Las experiencias de masturbacion se pueden tener en cualquier lugar… en el vestuario de unos grandes almacenes, en el gym sentada y una toalla por encima, en los WC. De un avión, restaurante o la consulta del doctor…. Cualquier sitio que sea diferente a lo que haces habitualmente… el saber que alguien puede entrar, te puede pillar, hace que tu excitación se acelere y tengas corridas para recordar. 

 

Las posturas pueden ser las que utilizas para follar… de pie, acariciándote por encima de las bragas, pantalón, metiéndote el hilo del tanga entre el coño, con un guante, tocándote frente al espejo,…. Grabar tu propia masturbacion, es tremendamente excitante… ves como cambia tu coño, como se va excitando y cómo empiezan a brotar tus propios fluidos… llévate los dedos a la boca, saborea tus jugos. Tócate mirando por la ventana… fíjate en alguien que pase por la calle, o con algún vecino.

 

Acaricia tu coño, con todos los dedos, con uno, dos… con dos dedos cógete el clitoris y muévelo deprisa, hacia arriba, abajo, en círculos…. Al mismo tiempo mete dos o tres dedos en la vagina, roza tu ano…  utiliza la imaginación, no te prives de disfrutar. Otras veces utiliza vibradores, hay mucha variedad e incluso fundas para los vibradores con diferentes texturas.

 

 

Después de multitud de estudios realizados sobre la masturbacion y mi propia experiencia, estos son los lugares donde la mujer suele hacerse pajas. Dependiendo del grado de excitación será más o menos intensa la corrida. 

 

La mujer en casa se siente cómoda y segura. La mayoría se masturban en la cama, pero hay otros sitios que pueden ser excitantes:

lugares donde puedes masturbarte

 

En la ducha. Estimulando el clitoris con agua a presión 

En la bañera

Frente al espejo, tócate y mira lo que haces

Sentada en una silla, con las piernas abiertas

En la cocina, apoyada en la encimera, abre las piernas y tócate

Frente a la ventana del salón, mirando a la gente que pasa

En el sofá, pon las piernas en alto, apoyadas en el respaldo 

Graba como te haces la paja

Mira una película porno

Haz una videollamada a tu pareja 

En el probador de un comercio

En el ascensor

En la ducha del gym

En el w.c. de una cafetería o restaurante

En los lavabos del tren 

En un parque, ponte el bolso encima y prueba

En el metro

En un concierto

En la barra de un bar

En un avión

En la oficina

Masturbate mientras hablas por teléfono 

En la piscina pública 

En la playa, en el agua

Sobre la arena de la playa

En el jacuzzi 

En la sauna

En los lavabos de la peluquería 

En la consulta del doctor

En el dormitorio de tus hijos

En el jardín de tu casa

En casa de un amigo

Frente a tu pareja

Con un vibrador

Con un calabacín

Ponle un preservativo a un plátano

En el asiento trasero de un taxi

En el cine

Hazte una paja junto a tu amiga

En el campo de golf

En un hotel

En el zoo

En un lugar de encuentro de parejas

De excursión en un barco

 

 

Estudio realizado  septiembre2021@womanpenelope