AM@ & SUMIS@

Un juego que se lleva dentro y lo desarrollan con el tiempo.

Toda mujer y hombre desea en un momento dado ser sometido o ser Am@.

 

Al principio de la relacion no se muestran dominantes, suelen dedicar tiempo a insinuar sus gustos, sacan el tema y convencen al otro para que se preste al juego. Lo conseguiran por las buenas o usaran alguna forma de manipular a su sumiso, pero terminaran convenciendolo. 

 

Prevalece el deseo de la mujer a esta practica, le encanta dominar y que su sumiso se rinda a sus pies, aunque le cueste reconocer que le gusta este juego, cuando lo acepta se convierte en toda una experta. 

 

La mujer por naturaleza le gusta dominar y someter al hombre. Durante siglos ella ha estado bajo el hombre y eso le produce a la mujer como un placer interno, que no puede explicar lo cachonda que le pone tener a un hombre bajo sus pies y es cuando ella obtiene sus mejores corridas y orgasmos.

 

La mujer Ama, es mas morbosa y ante todo busca ponerse ella cachonda, dice y pide lo que a ella le gusta. Es mas fria y controladora.

 

En cambio el hombre no suele ser Amo, a no ser que la mujer se lo pida y cuando esto ocurre suelen ser mas duros. 

El Hombre se presta por puro morbo y dar rienda suelta a sus sueños. En un alto porcentaje, de mas del 72% utilizaran la fuerza para conseguir lo que quieren, si no lo consiguen por las buenas. En este caso, suelen tener algun trauma vivido en el pasado.

 

Ellos con lo que disfrutan de verdad es siendo sumisos, que la mujer les mande, que les digan que tienen que hacer en el juego del sexo como... que se masturben delante de su Ama, donde tienen que correrse...

               

Les pone en alerta ver un escrito o una llamada de telefono recibiendo ordenes, el Ama prepara el juego minuciosamente...

 

Utilizan cuerdas, esposas... l@s amordazan, que materiales les gustan, utilizan una palabra de seguridad? Todo esto es mas de ficcion, en el dia a dia se utilizan pañuelos para tapar los ojos y atar manos o pies. 

 

El Sumiso es feliz, se muestra mas entrañable con el Ama. Son felices los dos, porque en cuestion de sexo todo vale y cuanto mas cochino y mas creatividad exista entre ellos, mas felicidad conseguiran.

 

Las amas no suelen compartir a sus sumisos, son de su propiedad. Si les gusta exhibirlos y presumir de su poder ante otros pero no lo compartira en publico, solo en la intimidad pueden practicar un trio. 

Respecto a la relacion duradera entre Ama y Sumiso, este juego les unira siempre que sea aceptado por ambos. 

 

 

Estudio Realizado por Woman Penelope 2020

         

  historia Real 

Como buena ama dominatrix que soy, os voy a relatar el polvo que eché el otro día con un esclavo de lo más servicial y obediente. Me encanta que los tíos se rindan ante mí, haciéndome caso en todo lo que les diga. Y es que no hay nada mejor que la sensación de sentirme poderosa durante una relación sexual, dando órdenes mientras la otra persona hace todo lo que yo quiero.

Puedo disponer de él o de ella, porque soy bisexual y disfruto tanto del sexo con hombre como con mujeres, a mi verdadero antojo, creando así una situación morbosa a más no poder.

Aquella noche conocí a un sumiso de primer nivel. Era un hombre bastante normal, pero estaba dispuesto a humillarse por mí todo lo que hiciera falta. Tras establecer un poco las bases de lo que queríamos el uno y el otro, nos dimos cuenta que juntos podíamos pasarlo muy pero que muy bien.

Así que en menos de una hora, aquel esclavo se presentó en mi casa preparado para cualquier cosa. Yo estaba cachonda como una puta perra, pensando en todas las cosas que le iba a hacer y a ordenar a aquel desgraciado....


En primer lugar, le dije que se desnudara y que saliera tal cual a mi balcón. Quería que todo el mundo viera a aquel tío desnudo en mi propia casa mientras yo me masturbaba observando la situación. Él, como es lógico, aceptó sin ni tan siquiera rechistar.


Así que ahí estábamos los dos: él completamente en pelotas y a la vista de todo el mundo, y yo dentro de casa y haciéndome un dedo por el morbo de la escena que estaba viendo. Oí algunos comentarios desde la calle, imagino que de gente sorprendida por ver a un tío desnudo saliendo al balcón.


Aquello ya sí que me puso como una moto, y cuando me cansé de masturbarme yo sola, obligué a aquel muchacho a entrar de nuevo y a comerme el coño de lleno. Yo no hacía más que insultarle y ridiculizarle, forzándole al mismo tiempo a que me satisficiera ahí abajo con toda la dedicación posible. De vez en cuando me daba por escupirle, mientras él se tragaba mi saliva y seguía comiéndome el coño sin parar. No había nada más placentero en este mundo que sentirme poderosa, pudiendo así manejar a aquel juguete sexual llamado hombre como me viniera en gana.
 


Despues de una buena sesión de sexo oral,le dije a mi esclavo que tenía guardada una sorpresita para él. No contenta con ser dos personas en aquella escena sexual, le dije que dentro de unos minutos llegaría otro de mis esclavos para que, juntos los dos, pudieran dedicarse por entero a mí. Su cara era como un libro abierto, notándose que se había puesto a cien con lo que le acababa de decir.


Yo estaba en una nube, ya que no siempre era fácil encontrar una pareja sexual a mi nivel. Pero en esta ocasión, la cosa pintaba mejor que nunca. En cuanto le dije a mi esclavo que le tenía preparada una sorpresita, su cara de satisfacción se hizo evidente al momento. Se le veía ansioso y expectante por la novedad que estaba a punto de experimentar. En ese mismo momento, sonó el timbre de mi piso, por lo que até a mi esclavo número uno a la pata de mi cama y me acerqué a abrir a mi esclavo número dos.


En efecto, tenía preparado un encuentro con dos esclavos para que ambos me obedecieran en todas mis órdenes.
Estaba extasiada con solo pensar en la idea. Rápidamente, mi esclavo número dos llegó hasta mi casa y, tras cerrar la puerta, nos entregamos a un juego de roles y sumisión tremendamente apasionante...

Nada más llegar, obligué a que el esclavo número uno le comiera la polla al esclavo número dos. Ellos no eran gays, pero me moría de ganas de verles en acción y haciendo algo que no les terminaba de agradar. Yo no paraba de insultarles y de azotarles con mi látigo, exigiéndoles más velocidad en la mamada. Cada vez que me miraban, les obligaba con un grito que apartasen la mirada y se fijaran el uno en el otro. Yo, por mi parte, no podía parar de tocarme el coño y masturbarme sin control alguno. Mi coñito estaba totalmente húmedo ante tal excitación, por lo que me fue tremendamente sencillo meterme un dedo y excitar mi clítoris hasta sentir más de un orgasmo repentino.


Ahora que ya había tenido suficiente espectáculo para la vista, decidí que era el momento de saltar a la acción y formar parte yo misma de la situación sexual. De modo que obligué al esclavo número uno a que me follara el coño mientras el esclavo número dos me follaba la boca. Podía sentir a aquellos dos hombres penetrándome sin parar, ofreciéndome placer por partida doble y de un modo morboso a más no poder.


Una auténtica delicia sólo apta para aquellas personas que disfruten de este tipo de juegos sexuales. Yo no podía disimular mis gemidos de placer mientras daba instrucciones muy precisas a aquellos dos esclavos para que me follaran como es debido. Cuando quería que prestaran un poco de atención a mis tetas y juguetearan con mis pezones, una simple orden directa y seca era suficiente para que me satisficieran por completo.

Tanto es así que encadené un orgasmo detrás de otro. Yo siempre había sido una mujer multiorgásmica, pero lo de aquel día estaba suponiendo todo un récord en mi vida sexual. Les ordené que se corrieran dentro de mí para sentirme inundada por toda su leche espesa y caliente. Sólo con mis palabras, ambos explotaron al mismo tiempo, haciendo realidad mi fantasía erótica más secreta y excitante. Yo también les acompañé con un último orgasmo que me hizo estremecer de la cabeza a los pies.

Sin duda, aquellos dos esclavos se habían comportado muy bien y me habían obedecido en todo lo que les decía, por lo que la recompensa había sido tremendamente placentera para los tres.

Hay todo un negocio montado entorno al juego de las Orgias, se organizan fiestas, cenas y bebida sin control. Los participantes pierden el horizonte, el consumo excesivo de alcohol y drogas, les nubla perdiendo el control de uno mismo. 

 

Suelen ser personas que se castigan asi mismas, con carencias emocionales y afectivas. Necesitan evadirse y asi olvidarse de los problemas que arrastran en su vida. Otros arrastran problemas de adicciones al alcohol, drogas y obsesivos del sexo.

 

Piensan en divertirse y follar a lo loco, entragan sus cuerpos a desconocidos, sin sentimientos, de forma mecanica, se meten pollas, una tras otra. Son trozos de carne que se dejan llevar por la lujuria y follan hasta agotar sus energias. 

 

Les motiva no saber de quien es la polla que le han metido en el coño, culo o boca. El morbo les envuelve y pierden la nocion del tiempo. Juegan con todos los sentidos y viven una realidad paralela. 

A penas existe diferencia entre el juego de la Orgia y el de la Violacion. Estan en otro mundo, en una nube donde no son conscientes de lo que ocurre a su alrededor. Se comportan como primates, donde todo vale. Desconocidos metiendo sus pollas en coños que no saben donde han estado antes. Coños, culos y bocas... germenes por todas partes, sin ser conscientes de lo que puede acarrear esa inconsciencia, son focos de infecciones. 

No se mantiene una higiene, se mezclan el semen, el flujo vaginal y restos de escrementos de los culos, porque no hay miramientos. Lo mismo meten la polla en un coño, despues en un culo y despues en la boca, cambian el orden segun les parece. 

 

Algunos cuando son conscientes de lo que han hecho, suelen avergonzarse, se sienten sucios y se dan asco. Otros callan y nunca descubren que participaron. 

o r g i a 

pero hay diferencia entre las clases sociales...

 

en la clase baja, para ellos es estar en el paraiso, follar libremente y con el consentimiento de su pareja, meter su polla en todos los coños posibles. Cuanto mas mejor, pero no tienen mucho tiempo para disfrutar, pues con suerte llegan a las dos corridas. Tambien tienen la necesidad de ver follar a sus parejas con otros hombres.

 

A las mujeres les fascina este juego, aunque no lo reconoceran abiertamente, se desinhiben de tal forma que hacen lo que nunca han hecho con sus parejas, follan con hombres, mujeres, comen coños, chupan pollas. Se sienten Reinas por un dia.

 

Las parejas que se prestan a este juego, suelen estar rotas, se engañan ellos mismos pensando que este juego les unira pero sucede lo contrario. A raiz de tener esta experiencia, se obsesionan con tener sexo con otros hombres ellas y ellos con otras mujeres.

 

Este juego no ayuda a la pareja. Terminan por romper la relacion. 

en la clase alta, aqui hay diferencia en los locales y las fiestas, esta todo mas estudiado. Se cuida mas la higiene de las diferentes salas y las fiestas se organizan de tematicas diferentes, utilizan mascaras, buscan mas el morbo para los participantes en estos eventos. 

 

Estos prefieren tener un control de los participantes en el juego. El que se encarga de organizar la fiesta, selecciona a las parejas, normalmente son grupos reducidos. 

 

A estos les motiva el juego del sexo, tocar otros cuerpos, que les toquen otras manos, mirar a otras parejas como follan, sentirse observados cuando follan, esto les pone cachondos, pero suelen acabar follando con sus parejas. 

En alguna ocasion pueden intercambiar, pero muy rara vez. 

 

Las parejas que se prestan a este juego, tienen algun vacio o haber caido en la rutina de su relacion. Se proponen participar en este juego para afianzar y recuperan el deseo perdido., y el resultado es que salen mas fuertes y mas unidos.

 

Otros se prestan por vivir la experiencia y conseguen mas complicidad entre ambos.

historia real 

Pasaban los años y seguía sin conocer a un hombre que me hiciera sentir bien, siempre mismo, solo faltaba llevar un libro y leer mientras me follaban, pasaba el tiempo y no tropecé con nadie que me diera salsa al cuerpo.


Siempre con la esperanza de que en primavera o verano lo encontraría, por aquello que se dice que en estas estaciones las hormonas se alteran y esperaba mi momento. Un día en el despacho hablando con mis compañeras, secretarias de otros despachos

.
Una de ellas me contó que había estado en un sitio que iban hombres, mujeres y parejas que buscaban solo sexo, con juegos, música, baile, cena, tertulias y muchas cosas mas, pero….. maldito pero, siempre tiene que salir, todos tenían que ir desnudos. A partir de ese momento y viendo mi alrededor, opté por saber más y ir a ese sitio, haber si encontraba un pastor de rebaño que floreciera mi coño, porque nada, fallecía y veía en mi lápida un cartel diciendo…. pobrecita, toda la vida trabajando y murió casta y pura hasta final, solo con desgaste en dos dedos.Que pena, así que durante varios meses, creo que fueron cerca de cuatro, preguntaba, y preguntaba. Gasté muchos cafés para que me contara esta chica, y un día dije…. este viernes voy pase lo que pase, pero llamé antes porque con la suerte que tenía, seguro que ese día sería para gays. Me dijeron que había una fiesta de confraternidad y entonces ya si que me anime del todo. Ese era mi día.

Llego el viernes y durante toda la tarde, mas de tres horas me estuve preparando, me depile bien por todas partes, busque un tanga invisible de esos que solo es un hilo, puse las tetas arriba y busque vestido, saque los siete que tengo en el armario y probé todos, una vez, dos y tres veces, tenía que encontrar un hombre y debía estar perfecta. No sabía como pero mi coño tenía que bailar a ritmo samba.
Así que al final me decidí por un vestido blanco largo transparente, el que hacía que mis pezones y pechos se apreciaran y me quite tanga. Me puse unas sandalias blancas de tiras muy de mar con medio tacón y llamé a un taxi, porque sino todo el mundo iba a ver que no llevaba nada y que me dirían por la calle….

 

eh esa tía va a por marcha, busca hombre. No podía, así que cuando llego baje y casi corriendo me metí de cabeza por vergüenza.
Había escrito en un papel la dirección de donde debía llevarme y se la di al conductor para no hablar nada con el. El coche arranco, yo miraba por la ventana y a veces las farolas parecían pollas, en mi cabeza solo pensaba que tenía que estrenarme, porque con esta edad, ya no era plan de no saber lo que era un orgasmo.

 

Cuando llegué, vi un local con la puerta cerrada y un timbre, llame y abrió un hombre con aspecto de ir al gimnasio y con una sonrisa me invitó a entrar, después de un pasillo largo me recibió una mujer exuberante simpática y empezó hablar sin parar, yo no me enteraba bien de tanto como hablaba y de repente entramos a una sala gigante donde había dos barras de Cocktail y bastante gente.

Me acompañó a otra sala donde habían duchas y taquillas, parecía el baño de un gimnasio, me entrego un albornoz rosa y me dijo que me quitara la ropa y me pusiera el albornoz. Ella esperó sentada mientras me quitaba la ropa.


Me desnudé , esperaba estar incomoda, pero no fue así, supongo que estaba mentalizada puesto que tenía claro a que había ido aquel sitio. Cuando estuve lista, salí con aquella mujer exuberante para que me enseñara las diferentes dependencias del local.


En cada sala mis ojos eran como platos, salas llenas de gente follando, en el suelo, sobre las mesa, sofás, camillas, sado…. paredes con pollas por unos agujeros, hombres con hombres, mujeres con mujeres, mixto, no controlaba lo que veía, era demasiada información y mi cerebro utiliza un sistema antiguo de windows y no almacenaba bien por la lentitud, proponiendo que debía ampliar mi cerebro.


Y después de todo me confundían las salas y ni sabía que tour había hecho, así que volvimos a la sala de Cocktail, me pusieron una copa de champán. Se fue la mujer exuberante y me quedé sola, miraba nerviosa a todos los lados y no sabía donde fijar la mirada, solo veía pollas, coños y gente riendo.


A los dos minutos de estar confundida y intentando meter datos en mi cabeza, se acerco una mujer simpática y empezó a dialogar conmigo sobre si era nueva, que tal veía eso, a que había ido y preguntas absurdas. Tomó una copa de champán conmigo, quería hacerse la simpática, y como no conocía a nadie pues acepté su conversación y a la media hora me invitó a unirme a un grupo de conocidos o amigos de ella.

Cuando llegamos a la zona de sofás donde estaba el grupo, vi gente con pollas colgando, vaginas al aire y pechos de todos los tamaños, en total once personas. Me presenté, y la verdad es que eran muy agradables y simpáticos. Me Invitaron a mas champán y después de una hora y algo, propusieron ir al jacuzzi y fuimos todos para allá.


Rápidamente perdí la vergüenza, me quité el albornoz y me metí en la piscina con burbujas. Me alagaron diciendo que tenía un buen cuerpo y que era muy guapa…. y que pechos y esas cosas y me sentí bien, estaba contenta y poco a poco me metí más en ese grupo.


Junto a mí se puso un hombre con una polla que no estaba nada mal, no era ni pequeña, ni grande, pero estaba caída y empezó a acercarse y me empezó a tocar, cogió mi mano y la llevo a su polla, me asombré porque era distinta, esta era carne y empezó a subir, no crecía pero si subía y eso me gustó.


Así que me deje llevar por el momento, empezaba a sentir cosas diferentes a lo que yo conocía, era otra cosa y estaba notando cosas que antes no había sentido y me entregué, los demás viendo que íbamos acelerados como un Ferrari, propusieron ir a otra sala para estar cómodos y solos y como estaba ya cachonda dije que si.

.No se si por el champán, las burbujas del agua de la piscina o lo que fuera, perdí los papeles y me entregué a ese grupo. Al llegar a la sala, cerraron la puerta y solo podía ver a media luz cinco colchones en el suelo con sabanas tipo papel con toallas pequeñas de secar, colonia y un montón de frascos de cremas.


Nos tumbamos todos en aquellos colchones y me empecé a encontrar como mareada o no entendía si por no comer o por el champán o burbujas o que mi coño estaba aplaudiendo de alegría, pero no estaba muy consciente, empecé a notar muchas manos en mi cuerpo, tocándome y metiendo los dedos en el coño.


De repente tenía la polla de ese chico en mi boca, no había chupado nunca una y era una sensación rara y no podía decir que no a nada, notaba como que todos me tocaban y estaban sobre mí, de pronto noté una polla dentro de mi y al mirar vi un hombre del grupo que no tenía pelo que estaba follandome y la chica rubia que me había presentado, me chupaba el coño al mismo tiempo y el hombre que me estaba metiendo la mano en el jacuzzi tenía su polla en mi boca.
Se movía cogiéndome la cabeza para que chupara y así lo hacía , el calor me invadía, estaba cachonda, caliente que mi coño era fuego, todo estaba caliente, muy caliente y una sensación que no había sentido nunca, me gustaba mucho, quería más y mas fuerte, necesitaba mucho más .

Pero llego el momento que no esperaba, el hombre que tenía su polla en mi boca se corrió y me echo todo en la boca, fue una sensación muy rara que recorrió todo mi cuerpo, y por otro lado el sabor no era malo, no me gustaba pero al mismo tiempo no estaba mal.


Recordé lo que tanto buscaba y que había ido a ese sitio para saber más. Una vez que se había corrido este chico, se bajó hasta mi coño, quito al calvo y metió su polla dentro de mi, pero ya no era mismo, el calvo la tenía más dura, y la de este hombre estaba floja, pero me gustaba, y la rubia seguía chupando mi vagina y exploté, me corrí inmediatamente con un gran placer, y yo decía para mí…. por fin he sabido que se siente, que maravilla y que gozada, ya soy mujer.


Después de esto, la mujer me cogió y llevo mi cabeza a su coño y veía a el resto del grupo follando entre ellos y uno de los hombres agachado metiéndole a la morena de pechos grandísimos la polla, otro hombre metiéndole la polla por el culo a este. Ver todas esas escenas me motivo y agaché la cabeza y chupe la vagina de la rubia, era un sabor raro, a sal, y al chupar los labios se movían y no me concentraba, todo era como si estuviera viviendo en un sueño, había una parte de mí que quería despertar y otra parte que no.


Pero seguía, y como mi postura era agachada de rodillas sentí como entraba dentro de mi coño una polla y se movía y era tal excitación el no saber de quien era aquella polla que me ponía aún más cachonda y quería más, apretaba con mi culo hacía atrás y gemía como una loca, la rubia también gritaba, pensaba que se iba a correr, y de repente el hombre saco la polla de mi coño y la metió por mi culo, sentí dolor y poco a poco con sus movimientos empecé a sentir gusto, yo apreté hacía atrás para que me la metiera más y la rubia se corrió entre gemidos y el hombre también.

 

Los transexuales son hombres y mujeres atrapados en cuerpos que no se corresponden a como sienten. Tienen confictos emocionales, sin libertad para ser ellos mismos. Viven una vida que se les escapa, falta de tiempo para ser personas plenas. Rodeados de una sociedad que los esconde. 

 

Los que rompen esa barrera y salen, tienen su meta puesta en conseguir su objetivo. El ser 100% acorde con ellos mismos. Ellos son conscientes del morvo que causan a su alrededor y lo aprovechan. Se visten llamativos, faldas cortas y blusas ajustadas con grandes escotes para lucir sus perfectos pechos recien estrenados. 

 

Estan muy cotizados y valorados por hombres, mujeres y sobre todo por parejas para realizar sus instintos sexuales mas ocultos, aunque no lo reconoceran abiertamente. Es un tabu para la sociedad. 

 

Los transexuales encuentran una veta de oro en la prostitucion, su transformacion supone un coste muy elevado o inaccesible para muchos, por lo que ven en la venta de su cuerpo un atajo, la via mas rapida para lograr su objetivo. 

         

 

Disfrutan de su sexualidad y consiguen orgasmos placenteros, su polla hormonada esta siempre dispuesta a penetrar un coño o ano, por lo que consiguen diferentes clientes en un mismo dia, nunca defraudan. 

 

Los que han disfrutado de esta experiencia, la recuerdan con una sonrisa picara, como un sueño hecho realidad, resaltan la sensibilidad y delicadeza de una mujer y el morbo que les produce el tener una polla descomunal en sus manos. La califican de una experiencia maravillosa, que los transporta a n mundo irreal, los envuelve en una nube imaginaria donde la magia existe. 

 

Cuando ven los atributos del transexual, sienten un deseo incontrolable de palpar esa majestuosa polla, por chuparla y aunque en sus expectativas no estaba contemplado metersela en el coño, boca o ano, sienten una ansiedad, tal, que no pueden controlar probarla. Llegando a tener orgasmos potentes, explosivos inimaginables. 

 

Sienten una electricidad inexplicable que recorre sus cuerpos cuando estan en contacto fisico con uno de ellos, le hace sentirse como en una nube, donde ninguno es capaz de controlar sus impulsos.          

 transexuales

 

Para la mujer...

es un sueño hecho realidad, el poder disfrutar con otra mujer, tocar sus pechos y sabiendo el trans donde estan sus puntos mas sensibles de la mujer y como regalo, una polla soñada. Para ella es el amante perfecto.

Para el hombre...

es una experiencia nueva, en la que aceptara que le toque el trans su adorada polla e incluso que le haga una paja y a la vez, el podra tocar una polla que no sea la suya. 

Para las parejas... ellas disfrutaran de tener una polla que no sea la de su hombre, los masturbaran sin poder resistirse a complacer al trans que las ha hecho disfrutar de sensaciones desconocidas hasta el momento como agradecimiento. El ver como el trans masturba a su pareja, las hara ponerse al maximo de excitacion.

Al hombre le produce un morbo tremendo ver como su pareja juega, masturba, roza su coño con la polla del trans e incluso la chupa. Le pondra muy cachondo. 

 

Todos mantendran el deseo de repetir la experiencia. Que sera muy positiva para la pareja, siempre y cuando este controlada y no se convierta en obsesion.        

Caí rendida en aquel colchón boca arriba, y de pronto el hombre que estaba metiendo la polla a la morena, se puso encima de mí y me follaba, metiéndola y sacándola con desesperación, mientras la morena tocaba mi clítoris con sus dedos y volví a experimentar el inimaginable calor y volví a explotar.


Ya no podía más, después de estar tumbada cogiendo fuerzas otro hombre quería meterme su polla y le dije que no podía, que estaba exhausta y necesitaba descansar. Me levanté como pude y me despedí.


Fui al baño y me duché, me vestí y me marche sin hacer ruido. Cogí un taxi y me llevó a casa, llegué y no era capaz de pensar en lo que había pasado y que era lo había sentido, bueno eso si, me gustó la experiencia pero no volvería a ir.


Llené la bañera y estuve dentro durante una hora con los ojos cerrados. Después salí, me sequé y me acosté. Dormí casi 14 horas seguidas. Al levantarme sentía molestias en el culo y la vagina, pero entendí que era normal y no le di importancia.

Pasaron tres meses y cada vez sentía más molestias en la vagina y cuando llegaba por la noche a casa y me quitaba el tanga olía mal. Así que un día dije voy al medico y me hizo una exploración y dijo que tenia toda la vagina infectada en grado 1, y vi la cara que puso, que me asusté, dijo que inmediatamente a quirófano porque podía pasar algo al corazón porque estaba insalvable de la infección que tenía. Y sin darme cuenta, me encontré en un quirófano y ya cerré ojos.

MI EXPERIENCIA CON UN TRANSEXUAL

 

Mi pareja estaba de viaje de negocios, estaba algo cachonda y me puse a curiosear por internet. Aparecio ante mi una chica rubia, muy guapa, alta, delgada, de unos treinta y dos años. Era transexual y se alquilaba por horas. Me pico la curiosidad y quise saber mas de ella, ya que algunas pacientes me habian hablado de su experiencia con una trans y yo debia probarlo... estuvimos hablando durante algo mas de media hora y al final llegamos a un acuerdo economico. 

Quedamos en mi apartamente una hora mas tarde, le pedi limpieza y puntualidad...

 

Me fui a preparar tranquilamente y me puse un vestido blanco corto, sin ropa interior. Me servi una copa de vino blanco y me sente en el sofa del salon a esperarla. Al poco tocaron al timbre y aparecio la chica, en persona era espectacular, llevaba una falda excesivamente corta y una blusa casi abierta, dejando ver sus pechos grandes y firmes, se apreciaban unos pezones punzantes. 

 

La invite a entrar y le ofreci una copa de vino blanco, que acepto. Pase a la cocina y servi dos copas, nos sentamos en el sofa del salon, ella frente a mi y empezamos a hablar de lo que nos gustaba a cada una. 

 

Era como si la conociera de siempre, una chica muy cercana. Pronto empezamos a reir y con disimulo se movia dejando ver sus pechos, que eran perfectos. 

Al rato dijo que si pasabamos al dormitorio., yo lo estaba deseando pero intentaba disimular. Ya en la habitacion, me quite el vestido y ella muy despacio, se quito la blusa mostrando sus pechos perfectamente redondos, yo estaba ansiosa por ver lo que escondia debajo de la falda y ella como si fuera a camara lenta, iba poco a poco. 

 

De pronto la dejo caer y no daba credito a lo que veian mis ojos, espectacular era la palabra... una polla extremadamente tremenda, me quede sorprendida, paralizada. Parecian dos cuerpos distintos. Me sente en el borde de la cama, mirando ese cuerpo escultural y una polla gigante pero algo caida. 

 

Note como me sofocaba y mi coño se iba mojando, me estaba poniendo cachonda solo con mirarla, me empece a poner algo nerviosa, pensaba que tendria todo controlado pero en ese momento no me conocia. Entonces ella se acerco y cogio mi mano llevandola a ese pedazo de polla. instintivamente empece a moverla, notando su dureza y con una suavidad parecida a la seda. 

 

La iba moviendo desde los huevo hasta la punta, recreandome en ella y empapando mi mano con ese liquido que salia de su polla,... el calor aumentaba por momentos, mis pezones se habian puesto firmes y tragaba saliva.. yo seguia con mi mano de arriba hacia abajo, tocando ese palo y ella bajo su mano hasta mi coño, tocandolo con delicadeza, me abri de piernas y sus dedos se movian lijeros, palpaba los labios y me rozaba el clitoris con la palma de su mano. Despues metio un dedo y despues otro en mi vagina, escuchaba el sonido de mis jugos al movimiento de sus dedos entrando y saliendo. 

      

Ufff que cachonda me puso, me tumbe y me deje hacer, en ese momento perdi toda mi voluntad, estaba inmersa y centrada en las sensaciones deliciosas que estaba experimentando. 

 

Al verme tumbada, de lado en la postura que estaba la trans agacho su cabeza y la metio entre mis muslos, notaba su aliento calido, note su lengua en mi coño, lo besaba y succionaba mis labios vaginales, lamia con la lengua abierta desde la vagina hasta el clitoris, una y otra vez, me hizo ver nubes de colores, queria controlar la excitacion pero fue mas fuerte que yo y me corri con una fuerte sacudida. Sin dejarme reaccionar, subio y empezo a besar mis pechos, con la lengua jugueteaba con mis pezones erizados... a todo esto yo no soltaba la polla de la mano, era como un tesoro y no podia dejar de tocarlo. Habia visto pollas grandes, de todos los tamaños, pero ninguna como el tacto que tenia esta, me provocaba un morbo tremendo y una ansiedad, como si tuviera un iman que me llamaba y me decia... tienes que probarlo. 

 

Conforme estaba tumbada en la cama, le pedi que me metiera la polla dentro, solo la punta y con cuidado la fue metiendo. note como se abria mi vagina y ella empujaba muy despacio y la volvia a sacar al borde de mi coño. Bufff mi vagina era un rio, como si estuviera haciendome pis, goteaba y goteaba. Le agarre del culo y le empuje un poco hacia mi, queria notarla mas dentro...

 

Wow llenaba todo mi interior, con sus movimientos pausados me rozaba el clitoris, yo jadeaba sin parar, no queria que acabara ese momento pero me iba a correr y no queria retrasarlo y dos empujones mas y explote de nuevo con saltos, como si me hubieran dado electricidad. 

 

Cuando recobre el aliento, me fui al baño para ducharme, despues paso ella y se aseo tambien, cuando salio de la ducha, yo estaba sentada en el salon fumando un cigarro y pensando en todo lo sucedidol. Le dije que si queria una copa de vino y bebimos tranquilas, hablando de lo ocurrido, sin darme cuenta hablaba con la mirada fija en su polla y pechos perfectos. Nos reiamos con la conversacion y de pronto, ella se agacho frente a mi y empezo a chupar mi coño, que seguia mojado. 

 

Abri las piernas y mire mi coño y no lo reconocia, tenia los labios hinchados y abiertos completamente. Mi clitoris que es pronunciado, habia crecido como un micro-pene, ella seguia con sus lenguetazos y en segundos el calor regresaba, era intenso en mi interior, necesitaba que lo apagara, empece a gemir sin control, no pares... le dije.

 

Entonces ella paro y se levanto, poniendome su polla en la boca, y fui chupando obediente a su peticion, chupaba despacio, era una sensacion distinta a lo conocido hasta ese momento, cuando mas chupaba, mas cachonda me ponia. 

 

Yo estaba que no podia mas, queria chupar, queria que me chupara, que me metiera su polla en mi coño, no sabia en que orden pero que no parara, y entonces saco la polla de mi boca, me cogio de las piernas, las levanto, abriendolas. Me recoste en el sofa y notaba el coño como dormido y ella fue metiendo su polla y poco a poco fui notandola hasta que llego al tope, al final del todo. Seguia moviendose despacio, saboreando mi coño con su polla, rozando mis labios y no pude esperar mas, empece a estimularme el clitoris con la mano y a los pocos segundos, woooww explote con gritos. 

 

Cuando saco su polla, me incorpore y me la meti en la boca, estaba caliente y sabia a mi flujo, algo acido, la movia con una mano y con la otra le acariciaba los huevos, haciendole una paja, queria que se corriera, me habia regalado un momento unica y queria que ella disfrutara tambien... empece a moverla mas deprisa y al poco exploto fuertemente en mi boca, tan fuerte que salpico mi cara de semen. 

 

Nos lavamos de nuevo, descanso un rato y se marcho, dandome un beso en los labios. 

 

Resumen

 

Es una experiencia que hay que vivir una vez en la vida, la sensacion es como estar en otro mundo, te desinhibes con libertad, pierdes la nocion del tiempo, no quieres que acabe ese momento de placer absoluto. Tienes un sentimiento de agradecimiento, por los momentos de placer recibidos.