Aprende con Penelope

Woman Penelope 

no renuncies solo porque las cosas se pusierón difíciles. recuerda... si vale la pena, será difícil. No te rindas si el camino ante ti parece largo y difícil, recuerda la meta que te motivó a comenzar.

temas de interés

estas segura de que te corres?...

 

algunas mujeres lo confunden...

La mujer siente vergüenza de reconocer la falta de satisfacción, aunque yo siempre defiendo que también se puede disfrutar mucho durante el juego, pero la mujer necesita explotar por el bien de su sistema nervioso.

 

Es triste que a día de hoy existan muchas mujeres que no han experimentado que es un orgasmo o corrida de verdad. 

 

En nuestro estudio realizado a mujeres de 21 a 72 años, nos sorprendió que en más del 70% no sabían o confundían la sensación de tener un orgasmo.

 

La mujer confunde la excitación con la meseta o antesala de la explosión que conlleva un orgasmo. Cuando ella está en plena excitación, esta eufórica, la sangre le hierve y el cosquilleo de placer la invade, pero si en ese instante el hombre se corre, la mujer siente que se ha corrido, cuando lo cierto es que se ha quedado en la puerta. 

 

Todas las mujeres, aunque lo nieguen nos tocamos, nos damos placer, y disfrutamos en nuestra intimidad, explotamos y conseguimos alcanzar orgasmos plenos, satisfactorios. Por lo que sabemos lo que es un buen orgasmo.

Con el sexo oral disfrutamos, pero muchas callan y no piden a su pareja que continúe, y así podrían alcanzar el climax. El hombre se excita cuando siente que con sus lamidas la mujer está disfrutando, por lo que su impulso es penetrarla. En ese momento es cuando la mujer debe exigir que termine y después puede continuar con el juego de la penetracion, porque de lo contrario, cuando el hombre explota se olvidara de ella. 

 

Lo que llevará inconscientemente al mal humor de la mujer, enfados y discusiones. Y acabará haciéndose una paja a solas.

 

No debemos olvidar, que cuando estamos excitadas, debemos aprovechar el momento y llegar al final, ¿porque esperar para corrernos juntos?. Cada uno tiene sus tiempos, el hombre no espera, y si el hombre tarda, la mujer termina por cansarse y su excitación baja, se relaja y no le apetece continuar. 

 

Si el hombre es vigoroso y continúa cuando la mujer está en la meseta de excitación, entonces la mujer podrá llegar a explotar, muchas veces con la ayuda de estimular el clitoris con sus propios dedos. 

Es común que en la mayoría de mujeres que se quedan viudas o tienen un amante, es entonces cuando descubren lo que es un orgasmo de verdad. 

 

En estos casos las mujeres cogen las riendas de la experiencia sexual, son dominantes y piensan en su propia satisfacción, buscan correrse y son ellas las que marcan las reglas y tiempos.

 

febrero2022@womanpenelope

porqué los hombres no pueden tener varios orgasmos seguidos

Los hombres, una vez que alcanzan el clímax, es muy difícil que puedan continuar para tener otro orgasmo seguido.

 

Existe vergüenza entre los hombres a reconocer sus carencias en la cama. En las encuestas relacionadas con los hombres sobre los orgasmos, cantidades y tiempo de recuperación, siempre tienden a referirse a sus relaciones íntimas mejor de lo que acaban siendo en la realidad.

 

Los problemas comunes entre los hombres consultados son los mismos…

• Disfunción eréctil

• Eyaculación precoz

• Falta de apetito sexual

Dificultad para tener un segundo orgasmo

Esto lleva a la incapacidad de disfrutar sexualmente en la forma que desearía, conformándose con un orgasmo que en la mayoría de las veces no es lo suficientemente fuerte o de una sensación de clímax total.

 

Lo cierto en general para todos los hombres, es que una vez alcanzado el orgasmo, cuesta muchísimo volver a tener otro orgasmo en un periodo de tiempo corto y medio. En casos de un 25% de hombres, si el orgasmo ha sido bueno, pero sin llegar a un climax total, su pene permanece erecto pero con una reducción de su fuerza, pudiendo seguir penetrando a la Mujer pero sin poder llegar a un Climax nuevamente. Y siguiendo penetrando y pasado un tiempo, el pene empezara a disminuir su fuerza hasta que se convierta en un musculo caído, flácido y sin esperanzas de que en un espacio de tiempo corto vuelva a estar en condiciones de volver a estar erecta y con fuerza. Siempre basándonos en una forma natural sin forzar con medicamentos.

 

lo que debe buscar la pareja, es encontrar el truco o morbo, que permita seguir jugando sexualmente el mayor tiempo posible para un gran disfrute para ambos. Sea como sea, debo aclarar en este punto, que las relaciones sexuales entre hombres y mujeres muchas veces pecan de coitocentrismo, de ahí que se vea como imprescindible que el miembro viril permanezca erecto el mayor tiempo posible. 

 

Dada la importancia que la penetración con fecundación tiene desde hace siglos en las relaciones sexuales, el coito o penetración vaginal, en cuanto a que es la conducta que más incrementa la probabilidad de fecundar y de confirmar que se ha mantenido sexo real y de verdad. Esta idea se ha perpetuado y se mantiene activa en el presente. 

 

De este modo, el coito en vez de ser interpretado como una práctica sexual más, es considerado como el centro de las relaciones sexuales, todo gira en torno a él, de ahí el término “Coitocentrista”.

Gráfico de la respuesta sexual de Hombre y Mujer. 

Como vemos en el gráfico, la respuesta sexual masculina tiene un período de meseta mucho más corto y pronunciado que deriva en una etapa de resolución larga hacia un período refractario absoluto. La mujer, por su parte, tiene un orgasmo más duradero y con posibilidad de forma de sierra, lo que abre la puerta a experimentar orgasmos múltiples antes de llegar el período de resolución y posterior decaída.

15.000 espermatozoides por segundo

 

Por norma general, pero como todo en la vida, siempre hay excepciones. Hay que tener en cuenta, de que los testículos producen alrededor de 1.500 espermatozoides por segundo, de ahí que no se pueda hablar de una carencia de fluidos dispuestos para el orgasmo masculino. Estos no son el problema, pues el verdadero impedimento para continuar con la relación después del clímax no deja de ser la falta de erección.

 

Los adultos de más de 55 años pueden llegar a tardar 24 horas en volver a recuperar su capacidad de excitación (en estudios recientes, por el estrés de la vida que llevamos, problemas económicos, de trabajo, de estudios, y en general de la sociedad que nos ha tocado vivir, se aprecia que la edad de 55 años se esta reduciendo de manera continua a una bajada singular de 5 en 5 años).

 

"Después de la eyaculación, el pene le dice al cerebro que ya no necesita ese suministro extra de sangre porque la excitación ha empezado a decaer y no siente el mismo deseo que al principio", por ello, el pene deja de recibir sangre y se redistribuye por el resto cuerpo.

¿Y después, qué?

 

Toca esperar. El proceso de excitación debe comenzar de nuevo. En los adolescentes o edades tempranas puede llegar a tardar apenas unos minutos, mientras que los adultos deben esperar un tiempo determinado por la edad. A medida que tenemos más edad, nuestra facilidad de excitación disminuye. Los adultos más mayores pueden llegar a tardar 24 horas en volver a recuperar su capacidad de excitación. 

 

Pero el partido no solo se juega en el órgano viril. También en el cerebro. Este libera dopamina durante el período de excitación llegando a su punto máximo en el orgasmo. Una vez que este sucede, el deseo sexual se disipa rápidamente porque el cerebro ya está liberando otras sustancias químicas de diferentes efectos a la excitación. Primero la dopamina, que es la responsable de que sientas cierta somnolencia, relajamiento, felicidad o sensación de pereza después del orgasmo, seguida de la oxitocina, la cual favorece la conexión con la pareja sexual a un plano físico pero ya no sexual. Ambas, cuando se combinan, producen ganas de dormir más que de seguir con la fiesta. 

 

¿Qué se puede hacer?

 

Hay infinidad de gurús del sexo que prometen acabar con la curva de la respuesta sexual y equilibrarla para que hombre y mujer puedan disfrutar del encuentro sexual el mismo tiempo y con la misma intensidad. Muchos tienden a asegurar que con práctica y paciencia se puede llegar a superar esa barrera del 'orgasmo terminal' por el cual llega un punto en el que ellos ya no pueden continuar. Y no existe una cura real, viable y efectiva, ya que todo queda en falsas promesas y que al final, puede llevar al hombre a una depresión, agresividad, histerismo nervioso y ansias de poder alcanzar esa erección inmediata que producirá todo lo contrario, disfunción eréctil y falta de deseo. No existen los milagros. Ahora bien, en el punto siguiente, explico algo determinante a tener en cuenta…..

¿Cómo? 

 

Lo primero pasa por conocer qué nos excita y cómo respondemos ante ello, así como intentar manejar y gestionar los distintos niveles de excitación. Para ponerlo en práctica, lo mejor es que investigues en solitario, por ti mismo. Detener una eyaculación cuando se esta a punto de explotar, no es del todo bueno, y perjudica mas que ayuda (así lo recomiendan muchos Sexólogos), ya que al fin y al cabo es como si estuvieras negando a tu cuerpo que no tenga el orgasmo de ese momento de placer. Por tanto, lo que puedes es analizar tu propio nivel de placer e intentar dominarlo poco a poco. 

 

Al igual que sucede con las mujeres, si practicamos ejercicios del control pélvico aumentaremos nuestra capacidad de disfrutar con el sexo. Además de saber gestionar esa energía sexual que te invade y que suele terminar en una intensa sacudida.  Recomiendo dirigirse a expertos profesionales para que a través de terapias, el hombre aprenda, asuma confianza y seguridad y comunicación con la mujer.

 

Estudio cedido por el Profesor A. López

EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish